Un análisis del Instituto para el Desarrollo Social Argentino estimó que el Banco Central "estaba en muchas mejores condiciones para defender el valor del peso" que en otras oportunidades.

 

El resultado adverso en las elecciones primarias para el oficialismo disparó el dólar de 45 pesos a 60 pesos, generando una nueva crisis cambiaria que "era evitable".

Así lo analizó este lunes el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) en un informe en el que advierte que la devaluación "reavivará la inflación" en los próximos meses.

En compensación por el rebrote inflacionario, el Gobierno adoptó una batería de medidas que van desde la elevación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias hasta la reducción a 0% del IVA para los alimentos.

Para IDESA, estas medidas fueron tomadas por el Gobierno de Mauricio Macri de forma "improvisada" y ahora plantean "riesgos" para las provincias, por el impacto fiscal que tendrán.

"Lo improvisado y riesgoso de estas medidas potenciaron las dudas y las polémicas en torno a si la crisis cambiaria era inevitable", planteó IDESA.

Una corrida cambiaria evitable

Para abordar este tema, un punto de referencia es el denominado "dólar de convertibilidad": el cociente entre el dinero en efectivo en poder de la gente más los depósitos en caja de ahorro, plazo fijo y LEBAC dividido la cantidad de dólares que el Banco Central tiene como reservas. Es una aproximación al valor al que se iría el tipo de cambio en el caso de que todos los pesos se usaran para comprar dólares.

La situación es hipotética por lo extrema, ya que nunca puede ocurrir en la práctica, pero permite medir el grado de fortaleza del Banco Central para defender el valor del peso al comparar este valor con el precio del dólar de mercado.

Según datos que publica regularmente el Banco Central, se observa que en la crisis cambiaria de abril-mayo del 2018 el dólar de mercado pasó de $20 a $25 y el dólar de convertibilidad estaba en el orden de los $62.

En la crisis cambiaria de julio-agosto del 2018 el dólar de mercado pasó de $27 a $40 y el dólar de convertibilidad estaba en el orden de los $58.

En la reciente crisis post-PASO el dólar pasó de $45 a $60 cuando el dólar de convertibilidad se ubica en el orden de los $51.

Estos datos sugieren que la crisis cambiaria era evitable. “Es cierto que el dólar de convertibilidad es un indicador relativo, porque, por ejemplo, no todas las reservas están disponibles para hacer frente a una corrida cambiaria. Pero comparado con las crisis cambiarias del 2018, el Banco Central estaba en muchas mejores condiciones para defender el valor del peso", dijo IDESA.

Esa mayor fortaleza se explica porque el tipo de cambio no estaba atrasado, la situación fiscal era mejor y porque la desactivación de las LEBAC, principal detonante de las crisis cambiarias del 2018, disminuyó el dólar de convertibilidad.

 

El indicador de JP Morgan asciende 244 unidades, después de la rebaja de calificación de Fitch y Standard & Poor's para la deuda soberana.

 

A pesar de la renuncia de Nicolás Dujovne, los mercados desconfían cada vez más del gobierno de Cambiemos. Ahora, el Riesgo País de la Argentina subió este lunes un 13,8% o 229 unidades, y llegó a 1.882 puntos básicos, con lo que descuenta gran parte de la mejora obtenida el jueves y el viernes pasados.

Aunque no hay operatoria en los mercados porteños, debido a que es feriado, los bonos soberanos argentinos negociados en el exterior exhiben bajas de precios aún con la falta de referencia de la operatoria local.

Según indicó Infobae, la caída de los activos de la semana pasada, posterior a las elecciones primarias, se extiende en este comienzo de semana para los bonos soberanos, nuevamente en precios de "default".

Las rentabilidades de las principales emisiones en dólares con legislación argentina alcanzaron en el mercado secundario un nivel descabellado para el tramo corto de la curva de vencimientos: Bonar 2020 (46%) anual en dólares, Bonar 2024 (39,6%), y Bonar 2025 (26,1%).

El Discount 2033 con ley de Nueva York cae 1% este lunes, a USD 53,84 por lámina de USD 100, con una tasa que aumenta a 19,4 por ciento. El Bonar 2046 se desploma 3%, a USD 49,44, con una tasa de retorno de 15,6 por ciento. El Bonar 2022, también con legislación de Nueva York, se negociaba a USD 56, y una tasa de retorno en el mercado secundario de 33% anual en dólares. El Bonar 2027 se pagaba a USD 52, y una tasa de 19,3 por ciento.

El Par 2038 con ley Nueva York se hundía 3,1%, a USD 13,45, con a tasa interna de retorno de 13,5 por ciento.

 

El flamante funcionario se juntó con Macri y la cúpula de Cambiemos.

 

El flamante ministro de Economía, Hernán Lacunza, se reunió con el presidente Mauricio Macri y con al cúpula de Cambiemos para analizar la situación económica que tendrá que resolver el economista, quien assume en reemplazo de Nicolás Dujovne.

En la entrada de la Quinta Los Abrojos, el ex ministro bonerense dialogó con los medios solo para aclarar que no haría ningún tipo de anuncio.

“Salgo a charlar con ustedes por respeto a ustedes y a los ciudadanos. Voy a hacerlo así, en vez de estar con la ventanilla del auto. No voy hacer ningún anuncio hoy como así tampoco ninguna desmentida de ninguna versión”, aclaró con tono de fastidio.

Acto seguido, detalló las reunions que tuvo son su antecesor, Nicolás Dujovne, y con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris; quienes lo “pusieron al tanto del estado de situación  de las finanzas públicas”.

“Hoy estuve con el presidente, quien me trasmitió las prioridades de la gestión en los próximos meses”, manifesto.

Confirmó, además, que el martes a la mañana jurará como ministro de Economía y luego hará un reunion con los periodistas.

 

El candidato presidencial del Frente de Todos sostuvo que el acuerdo que firmó el Gobierno con el Fondo Monetario "no existe más".

 

Alberto Fernández le pidió este jueves a Mauricio Macri que empiece a renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) cuanto antes. "Lo que firmó no existe más. No lo pudo cumplir. Me gustaría que deje las cosas medianamente ordenadas con el Fondo", dijo el candidato presidencial del Frente de Todos.

"Lo peor que nos va a pasar es que vamos a tener que explicar por qué Macri no cumplió con ninguna de las cosas con las que se comprometió con el Fondo. Le pido continuidad. Que negocie sabiendo que su mandato se termina", agregó Fernández en una entrevista en Telefe.

El dirigente peronista aseguró que una de las cosas que más le preocupa de la gestión de Macri es que "el acuerdo con el Fondo está absolutamente incumplido". "No se cumplieron los objetivos inflacionarios, ni de crecimiento, ni los fiscales", sostuvo.

 

Alberto Fernández le pidió al Presidente que renegocie la deuda con el FMI

Por otra parte, y en referencia a las declaraciones que hizo Elisa Carrió en la reunión de Gabinete ampliada, donde aseguró: "Nos sacarán muertos de Olivos",  dijo que el país "está en una situación delicada", por lo que pidió "seriedad y serenidad".

En esa línea, agregó: "Le pido al Presidente que resuelva si quiere ser candidato o quiere ser presidente. En este contexto las dos cosas no se pueden. Y también le pido que modere a su fuerza política. Porque también generan intranquilidad".

Con respecto a cómo sería su gobierno, Fernández dijo que revindica "el capitalismo en su mejor concepción, la que invierte, produce y da trabajo".

 

El candidato a presidente del Frente de Todos dijo que no confrontará más con Jair Bolsonaro

En lo que respecta a la suba del dólar y la devaluación que se generó en los últimos días, el candidato peronista afirmó que "la paz que existe en este momento es precaria" y que "faltan muchas acciones políticas que las debe llevar a cabo el Gobierno".

Fernández también se refirió a las declaraciones del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que trató a los integrantes del Frente de Todos de "bandidos izquierdistas". "No le voy a contestar más a Bolsonaro. La unidad con Brasil es mucho más importante y creo que esto puede lastimar el vínculo que tenemos. Que diga lo que quiera. No me gustan los bravucones", señaló.

 

 

Habrá encuentros entre Cardarelli y los vencedores del domingo, pero sólo informativos.

 

Para el albertismo económico, el stand by firmado en septiembre pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) está terminado. Y deberá ser el propio Gobierno de Mauricio Macri el que comience con las renegociaciones y deje un nuevo acuerdo encaminado. La decisión de Alberto Fernández y sus economistas es la de recibir a los enviados del FMI que llegarán la semana que viene al país para la tercera misión programada del año, mantener reuniones informativas y de consulta habituales y normales en este tipo de visitas, y hasta eventualmente llegar a algún tipo de coincidencia sobre cómo podría ser una relación bilateral futura. Pero lo que no está dispuesto el albertismo económico es a comenzar a negociar un acuerdo futuro. Según los hombres de Alberto Fernández, hasta el momento de la asunción futura (si vence en las elecciones de octubre), será tarea de Mauricio Macri y del que sea en el momento de la misión el ministro de Hacienda, discutir el cumplimiento del acuerdo. O, en su defecto, negociar un nuevo acuerdo bajo las condicionalidades de dejarle libertad al próximo gobierno de corregirla.

La posición quedó clara ayer por Alberto Fernández en una entrevista a Telefé. El candidato habló del acuerdo vigente asegurando, sobre Macri, que “lo que firmó no existe más. No lo pudo cumplir. Me gustaría que deje las cosas medianamente ordenadas con el Fondo”, dijo; y que “lo peor que nos va a pasar es que vamos a tener que explicar por qué Macri no cumplió con ninguna de las cosas con las que se comprometió con el Fondo. Le pido continuidad. Que negocie sabiendo que su mandato se termina”. Fernández habló por la tarde, cuando el paquete de ampliación de la ayuda a la clase media sustentado en la eliminación del IVA a los alimentos básicos ya se había anunciado. Y cuando ya los datos de los costos fiscales de la medida daban vuelta por las cabezas de los asesores del candidato. “Lo que quieren hacer es que el gobierno de Alberto comiencen tomando medidas impopulares. Quieren que haya un desborde fiscal que obligue a la próxima gestión a medidas difíciles”, reflexionaba anoche uno de los “albertistas”, luego de analizar las medidas. “Para peor, la reducción del IVA, en un contexto inflacionario, no servirá de apoyo a la clase media y baja, y en poco tiempo la propia avanzada de los precios tapará el beneficio”, completaba la fuente.

No sólo los albertistas advertían sobre esta decisión de Macri. También el FMI, se sabe, se sorprendió por la avanzada de un programa fiscal que ahuyenta la posibilidad de cumplir con la meta máxima de déficit de 15 sobre el PBI pactada en el acuerdo firmado en septiembre. Será de lo primero que los técnicos liderados por el italiano Roberto Cardarelli discutan cuando comiencen las reuniones con los funcionarios argentinos que los reciban (quizá no sean las caras habituales) en Buenos Aires. Sobre la mesa habrá un número lapidario para el Gobierno: el desvío proyectado que las nuevas medidas que lanzó el gobierno entre el martes y ayer, entre la recaudación y la inflación.

 

Este viernes, el dólar comenzó la jornada con una leve suba, pero luego se precipitó en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ámbito.

 

Los mercados cierran una semana frenética post PASO, con derrape financiero, reacomodamientos en la gestión de gobierno de Mauricio Macri tras la derrota electoral, disparada del dólar y debacle en las acciones y los bonos.

Este viernes, el dólar comenzó la jornada con una leve suba, luego se precipitó más de $1, y luego recortó la baja para cotizar a $58,89 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ámbito. En el Banco Nación la divisa cotiza a $58,50.

Por su parte, el dólar mayorista cae a $57, una baja de 0,7%.

El acercamiento del miércoles entre el presidente Mauricio Macri y el candidato al cargo, Alberto Fernández -recibido con beneplácito por el mercado- sumado a la decisión del Banco Central de reducir la tenencia de dólares en el spot para entidades financieras, impactaron ayer en la cotización del dólar. Tal es así que el billete verde retrocedió este jueves 3,9% o $2,46 a $59,72.

Ocurrió en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa se desplomó $3,15 a $57,25 en una rueda con alta volatilidad y el volumen más bajo de los últimos cuatro meses.

"Los bancos tienen un límite de Posición global neta de moneda extranjera de 5% que se mantiene sin cambios, y se estableció un sublimite del spot de 5%", señalaron temprano desde la autoridad monetaria. Cabe destacar que esta medida comenzará a regir a partir del próximo martes.

En tanto, el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, dijo previo a la apertura del mercado que el dólar "ya tiene un valor razonable y no hay argumentos para que siga aumentando", y sostuvo la necesidad de "preservar las reservas" del Banco Central.

Así lo afirmó en diálogo con radio Mitre, en la que aseveró que no está "especulando de ningún modo" con la suba del dólar, ya que "cada vez que la moneda se devalúa hay miles de argentinos que se empobrecen".

En ese contexto, el economista Gabriel Caamaño analizó: “Un par de gestos políticos. Un par de definiciones que mostraron mayor responsabilidad. De ambos lados. Y la cosa amaga con calmarse un poco. A pesar de que lo externo no juega a favor. Seguimos mal. Pero la dinámica amaga con dejar de divergir”.

A su turno, el exviceministro de Economía, Carlos Rodríguez destacó en Twitter: “El mercado local parece que también le creyó a Alberto Fernández que el dólar a $60 esta ok. Pero los problemas del peso no dependen del riesgo país (que está bajando por su buen discurso) sino de las leliqs y la múltiples papeles del tesoro de corto plazo en pesos que son impagables”.

El volumen bajó notoriamente al retroceder un 27% respecto de ayer (se operaron u$s538 millones).

No hay que perder de vista que el BCRA llevó a cabo este jueves, por cuenta del Ministerio de Hacienda, tres subastas de venta por un total de u$s44 millones. En ese sentido, Fernando Izzo, operador de ABC Mercado de Cambios, detacó que un detalle para observar "es que el Tesoro Nacional no pudo colocar los 60 millones de dólares habituales, y llegó a un máximo total de 44 millones, sin vender los 16 millones restantes”.

La tasa de Leliq se mantuvo casi estable

El Banco Central mantuvo equilibrada el miércoles la tasa de corte en la segunda licitación de Letras de Liquidez en momentos en que los mercados se recuperaban de recientes pérdidas tras un resultado adverso para el Gobierno en las elecciones primarias.

La tasa de referencia diaria de las Leliq se ubicó a 74,96%, luego de una absorción de $284.809 millones en dos licitaciones.

El BCRA efectuó hoy la primera subasta a 8 días de plazo por un monto de $139.901 millones, a una tasa promedio de corte que se ubicó en 74,950%, siendo la máxima de 75% y la mínima de 74,7%.

La segunda colocación, a ocho días de plazo, anotó un rendimiento máximo del 75% y un mínimo del 74,60% anual. La entidad monetaria colocó $144.908 millones a una tasa promedio del 74,97%, frente a un rendimiento de 74,95% de la subasta anterior.

 

Pág. 3 de 957

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Con esta aplicación podrás llevar la radio a donde quieras, descargalo haciendo click en la Imagen del Play Store

Diario Norte

ARGENTINA - CHACO

argentina-flag
Chaco_province_in_Argentina

También podes escucharnos por:
Escuchar por Winamp




Pronóstico de Tutiempo.net