El Ministerio de Salud reportó 1.265 casos confirmados de coronavirus y 37 fallecidos, mientras que 82 pacientes permanecen en tratamiento en unidades de cuidados intensivos.

Argentina tiene 1.265 casos confirmados de coronavirus y 38 fallecidos, mientras que 82 pacientes permanecen en tratamiento en unidades de cuidados intensivos, según informaron hoy fuentes oficiales.

En el último parte oficial se constató el fallecimiento de dos hombres, uno en la provincia de Tucumán y el otro, un historietista de fama internacional que se encontraba internado desde hace 10 días en el Hospital Central de Mendoza.

Juan Giménez, artista de 76 años, había vuelto desde Barcelona a su provincia natal, donde tuvo síntomas leves el 16 de marzo, tras seis días quedó internado, y murió en la noche de ayer, convirtiéndose en la tercera víctima falta por Covid-19 en la provincia.

Por otra parte, es la primera vez -desde que se detectó el primer caso en la Argentina- que el número de infectados relacionados con viajes es inferior al 50 por ciento del total.

De esta forma, 622 (49.2%) de los positivos son importados, 398 (31,4%) son contactos estrechos de casos confirmados, 103 (8,14%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica, según el reporte del ministerio de Salud.

"Vemos la disminución del porcentaje de personas con antecedentes de viaje. Volvemos a recordar, en este contexto de la vuelta a ingresar personas del exterior, la relevancia de su aislamiento por 14 días y el aislamiento de sus convivientes para minimizar la transmisión. Esas personas que llegaron de viaje o los convivientes no van a tener su permiso de circulación aunque sean personal esencial", explicó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Se detectó transmisión comunitaria en el Área Metropolitana de Buenos Aires, Chaco y Tierra del Fuego, mientras que la transmisión en conglomerado se registra en las ciudades de Rosario, Santa Fé (capital), Rafaela, Córdoba (capital), Alta Gracia y Río Cuarto.

Durante la habitual presentación del reporte diario realizado por la cartera sanitaria, encabezado por Vizzotti, se explicó esta mañana que los casos positivos se registraron en 21 provincias y que el promedio de edad de los contagiados es de 45 años, mientras que el de los fallecidos es de 61 años.

Las jurisdicciones en las que más casos se detectaron ayer son la provincia de Buenos Aires, con 36; la Ciudad de Buenos Aires, con 24; y Tierra del Fuego con 24.

"Seguimos sumando personas recuperadas, 266, son 10 más que ayer y es el 20% de los casos", señaló la funcionaria y dijo que la "diferencia entre alta transitoria y definitiva es un análisis" para estar "asegurados que (esos pacientes que ya no tienen síntomas) no están contagiando".

Son 82 las personas en terapia intensiva y el porcentaje de positividad de los test realizados es de 18.25%, aseguró.

 

espués de exponer al virus a cientos de miles de jubilados en todo el país, el sindicato bancario aceptó trabajar durante el fin de semana. El Banco Central emitió una resolución para formalizó la decisión.

 

Después de exponer al virus a cientos de miles de jubilados en todo el país, el sindicato bancario aceptó trabajar sábado y domingo. El secretario general de la Bancaria, Sergio Palazzo, se refirió a las largas colas en los bancos y anunció que “recién me transmitió el Presidente del Banco Central que habrá una resolución para que los bancos abran sábado y domingo".

En declaraciones a El Destape Radio, agregó que “sábado y domingo van a estar abiertos los bancos, el Banco Central va a tomar la resolución en estas horas” y agregó que “los cajeros están llenos para los que tienen tarjeta”.

Tras casi dos semanas de cierre por las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio que rigen en el país, las sucursales de bancos volvieron a abrir hoy para permitir el pago de jubilaciones y otras prestaciones de la Anses. Desde la madrugada, se produjeron largas filas en las entidades de personas que no cuentan con tarjetas de débito para retirar sus ingresos o acostumbran hacerse del efectivo de una sola vez para manejar sus gastos mensuales.

Las aglomeraciones en bancos, en gran medida de personas que por su avanzada edad son población de riesgo en medio de la pandemia de COVID-19, son un retroceso respecto de las medidas de distanciamiento social que eran el eje de la estrategia del Gobierno para contener el avance de la enfermedad.

Situaciones como estas evidencian la mala gestión que están llevando adelante las autoridades del Banco Central. “No están a la altura de las circunstancias”, es la frase corriente por estos días en el sistema financiero.

Otra duda que aún nadie supo despejar es por qué el cajero de un supermercado pudo atender a la población durante la cuarentena pero no pudieron hacerlo los cajeros de los bancos. “¿Qué los ampara a ellos que no amparó a los empleados de comercio?”, se escuchó como queja entre quienes pasaron por Olivos en diferentes reuniones con funcionarios del gobierno nacional. “Es igual de esencial el dinero como los alimentos, ¿o no?”, cuestionó el mismo empresario.

El operativo de reapertura de sucursales fue diseñado para atender las necesidades de parte de la población beneficiaria de jubilaciones y otras asignaciones de la Anses que no tiene forma de cobrar por vías electrónicas o cajeros automáticos. Muchos tampoco acceden en sus barrios a la posibilidad de hacer pagos con tarjeta de débito. Pero el diseño fue tan malo que la modificación se anunció sobre la marcha. Deferente hubiera sido la reacción de los abuelos si desde ayer hubieran sabido que podían acercarse también el fin de semana en lugar de agolparse todos hoy frente a la necesidad de efectivo.

Según pudo saber Infobae, casi 2.3 millones de personas están en condiciones de ir a cobrar hoy tanto los haberes de las jubilaciones y pensiones, como así también beneficiarios de planes y asignaciones sociales. A eso debe sumarse que muchos jubilados no están en condiciones físicas de movilizarse solos y deben ser acompañados por un familiar, duplicando de esta forma la cantidad de gente que salió a la calle en medio de la cuarentena que mantiene paralizada la economía del país.

El titular de la ANSES admitió la falta de coordinación en esta materia: “Por supuesto que son situaciones difíciles de administrar. Yo hablé con Miguel Pesce y se va a disponer la apertura de bancos de sábados y domingos”, dijo Alejandro Vanoli, director de la Anses. La circular se emitió pocas horas más tarde. Claramente evidencia que el cambio fue un manotazo de ahogado cuando los funcionarios vieron a través de los medios las largas colas que los adultos mayores - el principal grupo de riesgo frente al coronavirus - estaba realizando desde la madrugada para poder hacerse del efectivo de sus jubilaciones.

“Mucha gente tenía trámites por hacer y bueno, quiere ir al banco. Hay un protocolo para mantener las distancias y muchos jubilados no pueden estar dentro de la sucursal”, agregó Vanoli admitiendo el desorden que generó la no apertura de los bancos como servicio esencial durante la cuarentena.

“Es muy difícil que si se quiere habilitar este tipo de operaciones no se genere alguna aglomeración, porque son prácticas y costumbres que tenemos desde hace muchas décadas y que es muy difícil que el miedo a la pandemia las cambie”, sumó Vanoli.

Las fuerzas de seguridad, por otra parte, tuvieron que intensificar sus operativos de cara a las aglomeraciones y a los riesgos de robos. Las fuerzas federales que dependen del Ministerio de Seguridad bajo Sabina Frederic, la Policía Bonaerense y la Policía de la Ciudad. En la provincia de Buenos Aires, se desplegó personal de superintendencias además de mantener sus operativos de prevención. La Ciudad reforzó personal de prevención en las colas con efectivos de brigada, patrulleros y motos para la tarea de cubrir 800 sucursales: los 2700 cajeros porteños contados por el Ministerio de Seguridad de Diego Santilli son otro frente a vigilar.

El Ministerio de Interior de la Nación ya había consensuado permisos de circulación para trabajadores bancarios para que vayan a sus puestos sin ser detenidos por violar la cuarentena: el operativo de Nación, enlazado con la Ciudad, está bajo el mando de la Policía Federal con presencia en 25 puntos. Un equipo de personal de la Secretaría de Gestión Federal con voluntarios y voluntarias capacitadas en mediación, contención, problemáticas comunitarias, salud, emergencias y gestión de riesgos también actúa en la jornada.

Subtes

La Secretaría de Transporte de la ciudad de Buenos Aires comunicó que las 11 estaciones que se reabrieron hoy para facilitar la llegada a las entidades bancarias permanecerán abiertas durante el fin de semana.

Línea A (Perú-San Pedrito): Perú, Lima, Congreso, Plaza Miserere, Castro Barros, Acoyte, Primera Junta, San José de Flores, San Pedrito (Plaza de Mayo cerrada por obras). Reabrirán a partir del viernes 3 de abril de 9.30 h a 15.30 h: Congreso, Castro Barros y Acoyte.

Línea B (Leandro N. Alem-Juan Manuel de Rosas): Leandro N. Alem, Carlos Pellegrini, Callao, Pueyrredón, Medrano, Malabia, Federico Lacroze, De Los Incas y Juan Manuel de Rosas. Reabrirán a partir del viernes 3 de abril de 9.30 h a 15.30 h: Callao, Malabia y De Los Incas.

Línea C (Constitución-Retiro): Retiro, Diagonal Norte, Av. de Mayo, Independencia, Constitución.

Línea D (Catedral-Congreso de Tucumán): Catedral, 9 de Julio, Callao, Facultad de Medicina, Pueyrredón, Bulnes, Plaza Italia, Palermo, Ministro Carranza/Miguel Abuelo, Olleros, Juramento, Congreso de Tucumán. Reabrirán a partir del viernes 3 de abril de 9.30 h a 15.30 h: Callao, Bulnes, Plaza Italia y Olleros.

Línea E (Retiro-Plaza de los Virreyes): Retiro, Correo Central, Bolívar, Independencia, Entre Ríos, Jujuy, Av. La Plata, Plaza de los Virreyes. Reabrirá a partir del viernes 3 de abril de 9.30 h a 15.30 h: Entre Ríos.

Línea H (Facultad de Derecho/Julieta Lanteri-Hospitales): Facultad de Derecho, Santa Fe/Carlos Jauregui, Corrientes, Once/30 de diciembre, Humberto 1º, Caseros y Hospitales.

Premetro: funcionará con recorrido completo y todas sus estaciones.

 

 

 

El encuentro fue pedido por la entidad que preside Jorge Di Fiori y se inició en la Residencia de Olivos a las 11; el encuentro se dio luego de algunos cruces entre el Gobierno y algunos empresarios.

 

Tras un pedido de audiencia realizada en los últimos días ante la crítica situación que atraviesa el sector, el presidente Alberto Fernández se reunió hoy durante más de una hora con los dirigentes de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) en la residencia de Olivos.

Durante el encuentro, se dialogó "acerca de la delicada situación que atraviesa el Comercio y los Servicios, en el marco de la emergencia generada por la pandemia del Coronavirus”, precisó la entidad que preside Jorge Di Fiori, que viene reclamando medidas para paliar la difícil situación que afronta el sector, que tiene los comercios cerrados por la cuarentena pero que debe hacer frente al pago de obligaciones, como sueldos, alquilares e impuestos.

Trascendió que la institución, representada por Di Fiori, y los vicepresidentes Eduardo Eurnekian y Alberto Grimoldi, llegó al encuentro con el Presidente con algunas propuestas en torno a dos ejes para aliviar la situación de los comerciantes.

El primero se refiere a la posibilidad de establecer un aislamiento social selectivo, que permita un paulatino regreso a la actividad. Para ello, se propuso:

-Autorización de tareas presenciales solamente a trabajadores, fuera de los grupos vulnerables, que residan en, por ejemplo, un radio no mayor a 5 km de distancia del lugar de trabajo para la primera etapa; luego de 20 km para la segunda, y así sucesivamente.

-Establecimiento de horarios especiales para evitar la generación de “horas pico” en los medios de transporte. En la primera etapa, jornadas de 6 horas y luego ampliarlas gradualmente.

-Flexibilización de las restricciones que afectan la logística del comercio electrónico, clave en este momento como alternativa al canal tradicional. “Es indispensable permitirles a los comerciantes ir hasta sus locales o depósitos, con una dotación de empleados limitada y sin atención al público, para que puedan vender y despachar los pedidos directamente a través de un servicio de paquetería, correo o fletes habilitados”, remarcó la CAC.

A la vez, la entidad solicitó una “amplia simplificación de trámites burocráticos y una pronta apertura, al menos parcial, de las sucursales bancarias, indispensable para la realización de ciertas operaciones”.

El segundo de los ejes, en tanto, consistió en medidas de apoyo financiero e impositivo a las empresas. En este sentido se propuso:

-Otorgamiento de un préstamo instantáneo y directo, a tasa cero, que se acredite en las cuentas sueldo de los trabajadores. El monto del préstamo debería ser equivalente a la diferencia entre el salario del trabajador y el pago que efectúe la ANSES (Asignación Compensatoria al Salario) o el Ministerio de Trabajo (Repro Asistencia por la Emergencia Sanitaria).

-Postergación de pagos de los aportes personales y aportes y contribuciones y ART correspondientes a los sueldos de marzo y abril. Además, la apertura de un plan de facilidades de pago en seis cuotas para su cancelación con vencimiento a partir de los 60 días de finalizado el período de aislamiento.

-Exención del 100% del pago de contribuciones patronales de los sueldos de marzo y de abril, extensible a los meses siguientes, según la evolución de la pandemia y de sus consecuencias.

-Postergación de los vencimientos de impuestos que operaban en abril de los tres niveles de gobierno (IVA, impuesto a los débitos y créditos bancarios, Anticipos de Ganancias, Ingresos brutos y tasas municipales).

-Suspensión por dos meses de todos los regímenes de recaudación anticipada de los tres niveles de gobierno (retenciones y percepciones).

Al recibir a la CAC, Fernández buscó contener a un sector fuerte de la economía, que cuenta con 1,2 millón de trabajadores sólo el rubro de comercio, y poco más de 4 millones si se le suman los empleados de los servicios. Fuentes del sector aseguran que algunas empresas pudieron pagar los sueldos en tiempo y forma -las que tienen mayor espalda-, pero otras todavía están analizando cómo hacerlo y “probablemente lo hagan en tramos”. “El problema más grave lo vamos a tener en abril, porque en marzo se pudo trabajar casi 20 días”, precisaron las fuentes.

Si bien desde el Gobierno se tomaron varias medidas para aliviar la situación del sector privado en medio de la actual parálisis económica, los empresarios insisten en que no son suficientes, además de que, en muchos casos, no terminan de funcionar. Es el caso, por ejemplo, de los créditos bancarios para las pymes, que no fluyen como quisieran, ni siquiera con las garantías ofrecidas por el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Contra las medidas adoptadas, -entre las que figuran los créditos, reducción del 95% y postergación del pago de las contribuciones patronales, y el aporte del Gobierno para pagar parte de los sueldos en empresas de hasta 100 trabajadores- se dispuso por decreto que las compañías no pueden usar el coronavirus como “fuerza mayor” para hacer despidos y suspensiones durante 60 días.

Esta decisión, oficializada por decreto, fue tomada por pedido de la CGT ante el escenario que los sindicatos avizoraban, y luego de que la constructura del Grupo Techint decidiera dar de baja los contratos de 1.450 trabajadores por la parálisis de sus obras. El Ministerio de Trabajo dictó inmediatamente la conciliación obligatoria, pero el objetivo de la empresa se mantiene firme.

 

Para atenuar el impacto de la cuarentena obligatoria.

 

El presidente Alberto Fernández firmó el decreto que crea el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para atenuar el impacto económico de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Incluye la postergación o reducción de hasta el 95 por ciento de las contribuciones patronales y la puesta en marcha de una Asignación Compensatoria al Salario para los trabajadores de empresas de hasta 100 empleados.

El Gobierno creó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción a través del DNU 332/2020 que será publicado en el Boletín Oficial. Contempla una serie de beneficios a los que podrán acceder las compañías a las que se les cayó la facturación debido a la cuarentena general y obligatoria.

El Gobierno creó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción a través del DNU 332/2020 que será publicado en el Boletín Oficial. Contempla una serie de beneficios a los que podrán acceder las compañías a las que se les cayó la facturación debido a la cuarentena general y obligatoria.

Los principales puntos del decreto

-Contempla la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino, para empleadores que no superen los 60 trabajadores contratados (aquellos que lo superen, deberán promover el Procedimiento Preventivo de Crisis)

-Crea la Asignación Compensatoria al Salario, para todos los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados

-Para los empleadores de hasta 25 trabajadores: 100% del salario neto, con un valor máximo de un Salario Mínimo Vital y Móvil vigente de 16.875 pesos.

-Para los empleadores de 26 a 60 trabajadores: 100% del salario neto, con un valor máximo de hasta un 75% del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente.

-Para los empleadores de 61 a 100 trabajadores: 100% del salario neto, con un valor máximo de hasta un 50% del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente.

- REPRO: Asistencia por la Emergencia Sanitaria para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado en empleadores que superen los 100 empleados. La prestación por trabajador tendrá un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000.

-Sistema integral de prestaciones por desempleo. Las condiciones para acceder son:

-Que sus actividades económicas fueran afectadas de forma crítica en la zona geográfica donde se desarrollan.

-Tener una cantidad relevante de trabajadores contagiados por el COVID 19 o que estén en aislamiento obligatorio o con dispensa laboral por estar en grupo de riesgo u obligaciones de cuidado familiar relacionadas al COVID 19.

-Acreditar una sustancial reducción en sus ventas con posterioridad al 20 de marzo de 2020.

-La AFIP dispondrá los vencimientos especiales para el pago de las contribuciones patronales.

-Se elevará durante el periodo que establezca la Jefatura de Gabinete de Ministros, los montos de las prestaciones económicas por desempleo a un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000. Será competencia del Ministro de Trabajo, empleo y Seguridad Social modificar la operatoria del Sistema integral de prestaciones por desempleo.

-Los empleadores alcanzados por los beneficios deberán acreditar ante la AFIP, la nómina del personal alcanzado y su afectación a las actividades alcanzadas.

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social considerará la información y documentación remitidas por la empresa, podrá relevar datos adicionales y podrá disponer la realización de visitas de evaluación.

-La Jefatura de Gabinete de Ministros tendrá la facultad de extender la vigencia de las medidas del presente decreto y definir las actividades económicas afectadas en forma crítica por la emergencia sanitaria.

 

 

 

 

La víctima presentaba antecedentes de diabetes e hipertensión y el pasado 22 de marzo comenzó con síntomas.

 

Un hombre de 71 con diagnóstico de COVID-19 murió hoy en un sanatorio privado de la localidad de Moreno, luego de mantener un contacto estrecho con un caso confirmado de coronavirus y presentaba antecedentes de diabetes e hipertensión. Se trata del abuelo de un joven infectado que fue a una fiesta de 15 tras regresar de Estados Unidos, según confirmaron autoridades municipales a Infobae.

La víctima, la persona número 28 que muere en el país por coronavirus, comenzó con síntomas el pasado 22 de marzo, se procedió a la internación y el día 25 se confirmó el diagnóstico. Durante la internación evolucionó desfavorablemente, manifestó distress respiratorio y requirió asistencia respiratoria mecánica.

En Moreno quedan 25 casos confirmados: el 77% son menores de 50 años y el 19% son mayores de 60, 14 mujeres y 12 hombres. De los 29 casos sospechosos, el 17% son mayores de 60 años, hay 16 hombres y 13 mujeres.

Respecto de la evolución de los casos confirmados, 13 se encuentran en condición de alta hospitalaria y cumplen con el aislamiento domiciliario; 9 se encuentran en cuidados mínimos, uno en cuidados intermedios y dos se encuentran en terapia intensiva con pronóstico reservado, los dos mayores de 70 años.

La extensión del Covid-19 en el distrito, de acuerdo a los informes del Ministerio de Salud, corresponden a la propagación del virus luego de que una persona de 24 años regresara al país desde Estados Unidos el 13 de marzo e incumpliera la cuarentena obligatoria para asistir a la celebración privada en la localidad de La Reja, un día después. Tras presentar los síntomas y confirmarse el positivo, fue internado en condiciones de aislamiento en un centro de salud de la Ciudad de Buenos Aires.

Las autoridades sanitarias de Moreno tomaron conocimiento del caso luego que dieran aviso sus pares de la Capital Federal. El joven vive en el barrio porteño de Palermo, pero tiene domicilio declarado en el partido bonaerense.

El Ministerio de Salud informó hasta el momento un total de 1054 infectados de coronavirus en el país. Durante la madrugada de ayer, dos mujeres fallecieron. La primera muerte ocurrió en un hospital de Resistencia, Chaco, en donde Ana María Tonzar, una paciente de 63 años, permanecía internada por complicaciones respiratorias.

En segundo deceso ocurrió en La Rioja, en donde una médica pediatra, llamada Liliana Ruiz, se transformó en la primera víctima de la provincia. Sucedió en la clínica privada Mercado Luna a las 00.35 horas, según informó el Ministerio de Salud provincial. La mujer de 52 estaba “internada en terapia intensiva con asistencia mecánica ventilatoria por insuficiencia respiratoria grave con diagnóstico confirmado de Coronavirus”, añadió el informe oficial. También padecía celiaquía y artritis reumatoidea, y había ingresado al sanatorio el 23 de marzo.

En el informe que presenta la cartera de Salud a diario también se confirmó el fallecimiento por coronavirus de una mujer de 89 años con residencia en La Cumbre, Córdoba, cuyo deceso se produjo el domingo 29 en el hospital Domingo Funes, de la localidad de Santa María de Punilla, adonde había sido hospitalizada el viernes con una fuerte neumonía, un cuadro que solía presentar de manera recurrente.

 

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, brindó esta mañana el reporte diario desde el Ministerio de Salud sobre las novedades de la pandemia en el país junto con Alejandro Costa, subsecretario de Estrategias Sanitarias.

 

Vizzotti: "Es un desafío diferenciar el distanciamiento físico del distanciamiento social"

Más de la mitad de los 88 nuevos casos de coronavirus confirmados en las últimas horas por el Ministerio de Salud de la Nación corresponden a pacientes que no tienen antecedente directo de viaje y se explican como "casos locales o en conglomerado".

Así se desprende del reporte diario brindado esta mañana por la cartera sanitaria sobre las novedades de la pandemia en el país, acto que encabezó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, junto a la jefa de Infectología del hospital Houssay de Vicente López, Laura Barcelona y al subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa.

De los 88 casos, 47 corresponden a "casos locales o en conglomerado", 40 son "importados" y 1 está en investigación epidemiológica.

El alza en los contagios comunitarios también tiene su impacto en el balance total de infectados: en la actualidad sólo el 50,2% de los 1054 casos argentinos están relacionados directamente con viajes a zonas pandémicas.

Vizzotti comentó que la variación del porcentaje y la caída en la predominancia de casos importados dan sustento a las medidas de distanciamiento que buscan contener la propagación comunitaria del virus.

La funcionaria dijo que "este distanciamiento social que pregonamos tiene una connotación dura para la población", aludiendo a "esa imposibilidad por ahora de visitarnos entre familias y amigos".

"Pero no quiere decir que sea distancia social", completó Vizzotti, quien dijo que "es un desafío" para que desde el punto de vista médico, "replanteemos el impacto que tiene en la población".

La funcionaria señaló que el número de personas internadas "continúa estable" y que "la buena noticia del aumento de las altas" está relacionada con aquel 80% por ciento de los casos de contagios, atraviesan la enfermedad en su condición menos agresiva.

También, dijo que la carga de resultados de análisis por los 13 laboratorios que ya están realizando las pruebas diagnósticas da un "índice de positividad del 23%".

Por su parte, la infectóloga Laura Barcelona, explicó cómo se están preparando las unidades asistenciales para soportar un alza en los contagios y comentó que "una razón más para quedarse en casa" es que esa actitud ralentiza el contagio y "está brindando tiempo" de gracia al sistema de salud.

"Cada uno tiene un rol fundamental e irreemplazable", dijo la jefa de Infectología del hospital Houssay de Vicente López, y puso por caso la labor camilleros, ambulancieros y del personal de limpieza para minimizar la exposición al virus entre médicos y enfermeros.

Además, dijo que es muy importante el entrenamiento en el uso del material de protección -camisolín, barbijo quirúrgico, protección ocular, entre otros- y su posterior descarte.

En ese sentido, recordó que los barbijos de alta protección deben reservarse para la ejecución de maniobras de mayor riesgo al virus, como es la "intubación" de pacientes.

También insistió en que el entrenamiento del personal para afrontar la crisis implica que "aprender a cumplir roles para los que no estábamos formados".

"Cada uno de nosotros va a tener que reemplazar algún compañero y cumplir roles diferentes", comentó Barcelona.

Por otro lado, subrayó la necesidad de aplicar una atención diferenciada para los pacientes con enfermedades "respiratorias" y "febriles", incluyendo la separación de espacios de guardia, internación y terapia intensiva.

"Si cada uno se protege, está protegiendo a sus compañeros de trabajo y a su familia también", concluyó.

En la Argentina hay registrados hasta ayer -fecha del último reporte- 1.054 casos confirmados en 21 provincias con un promedio de edad de 45 años, siendo el 57 por ciento varones.

En tanto los fallecidos suman 27, con un promedio de edad de 68 años, hay 55 internados en unidades de terapia intensiva, hubo 248 altas provisorias y 30 definitivas.

 

Pág. 3 de 1030

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

ARGENTINA - CHACO

argentina-flag
Chaco_province_in_Argentina


Escuchanos desde tu Android

Pronóstico de Tutiempo.net