Funcionarios de la Casa Rosada le expresaron al ex presidente de Bolivia su malestar por las declaraciones en las que promovió la conformación de milicias populares armadas, tal como ocurre en Venezuela.

 

El presidente Alberto Fernández hizo saber a Evo Morales su desacuerdo por la idea de armar milicias populares

El día después de que el ex presidente de Bolivia Evo Morales se manifestara partidario de armar “milicias armadas del pueblo” como en Venezuela en el caso de regresar a su país, el gobierno argentino le transmitió su malestar por esas expresiones: le comentó que no compartía el mensaje y le pidió que baje el tono beligerante de su discurso.

La recomendación se dio durante una reunión a solas en el departamento que Morales habita en Colegiales, donde se reunió con dos funcionarios del Gobierno que el lunes se acercaron para transmitirle un mensaje directo del presidente Alberto Fernández: “Argentina no avala las milicias armadas populares porque ello va en contra de todo el espíritu democrático de vivir en paz y bajo los parámetros de los derechos humanos universales”.

Según confiaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, el Presidente estaba un tanto molesto por las expresiones de Morales, pero no quiso hacer público su malestar para no seguirle el juego al actual gobierno de Bolivia encabezado por Jeanine Añez, al que consideran “una dictadura”.

El malestar que le planteó el Gobierno a Morales se dio antes de la carta que la ministra de Relaciones Exteriores del gobierno interino de Bolivia, Karen Longaric, envió en la noche del martes a su par argentino, Felipe Solá, para pedirle que el gobierno de Fernández repudie públicamente los dichos del ex mandatario boliviano. El encuentro de los funcionarios argentinos se dio el lunes antes de que enviara esa carta y, por otra parte, se aclaró que no van a responder la misiva de un gobierno al que no reconocen.

Los enviados del Gobierno le expresaron a Morales que sus dichos sobre la eventual conformación de “milicias armadas del pueblo” pone en una situación “incómoda” a la administración de Fernández porque no comparte esa idea y lo tiene como refugiado político al ex presidente de Bolivia.

“Ya está planteado el desacuerdo y Evo lo sabe. No vamos a ahondar más en detalles de eso”, ratificó tajante ante Infobae otro funcionario del Gobierno al confirmar la charla con el ex presidente de Bolivia. Según se supo, se le explicó que avalarlo como refugiado en la Argentina tuvo un “costo político internacional” que Fernández asumió y que por ello debía comprender que no era bueno poner en una situación incómoda al Presidente. De hecho, la Argentina se enfrentó a los Estados Unidos y a varios países europeos por apañar a Morales. Ante los planteos de los funcionarios argentinos, Morales comprendió el malestar y se comprometió a bajar el tono de sus dichos.

Uno de los últimos tuits de Evo Morales en el que sustenta la idea de armar milicias populares como en Venezuela

En rigor, el ex presidente de Bolivia había dicho: “Si volviera (a Bolivia), hay que organizar como Venezuela, milicias armadas del pueblo”. Ello ocurrió durante un encuentro con militantes del MAS en Buenos Aires. Allí hizo referencia a la Milicia Bolivariana, uno de los grupos armados y fuerza de choque de la dictadura venezolana. Maduro las utiliza para vigilar edificios públicos, garantizar el control de precios y el racionamiento de productos en los supermercados, y custodiar la entrega de las cajas de alimentos subvencionados.

La ministra de Relaciones Exteriores del gobierno interino de Bolivia, Karen Longaric, envió en la noche del martes una carta a su par argentino, Felipe Solá, en la que le solicita que el gobierno de Alberto Fernández repudie las declaraciones del ex presidente Evo Morales respecto de su voluntad de organizar milicias armadas si volviera a su país.

 

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, envió una carta por medio de su canciller a la Argentina pare pedir que Alberto Fernández repudie los dichos de Morales. REUTERS

En la misiva, que consta de cinco puntos, Longaric asegura que “Morales se ampara en la figura del refugio (político, garantizada por el gobierno argentino) e incita a la violencia, el odio, la discriminación, la subversión y el terrorismo”. “Ha cruzado la línea de la legalidad, resguardándose en gobiernos y territorios que utiliza como base operativa para vulnerar la democracia y el Estado de derecho en Bolivia”, agregó.

En consecuencia, continúa la carta, el gobierno interino manifiesta su “preocupación” por que Morales “induzca a la República Argentina a infringir normas y principios internacionales que prohíben la injerencia en asuntos internos de los Estados, la agresión, la violación de los derechos humanos y el terrorismo, con todo lo que esto implica”.

Desde la Casa Rosada fueron tajantes al evaluar esa carta de la canciller de Bolivia: “No vamos a responder nada y desconocemos cualquier carta del gobierno de facto”.

 

El Instituto Nacional de Estadística y Censos informará a las 16 horas la cifra, que ubicaría al 2019 como el período de mayor aumento en 28 años.

 

La inflación de diciembre se ubicaría entre 4% y 5%, y cerraría el año en torno al 53%, con aumentos anuales de los precios de artículos de consumo masivo de entre 50% y 70%, lo que ubicaría al 2019 como el período de mayor aumento de precios desde 1991.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dará a conocer este miércoles las cifras del Indice de Precios al Consumidor (IPC), que terminarán confirmando la inflación anual más alta de los últimos 28 años.

Según los últimos sondeos de las consultoras privadas, el alza del costo de vida de diciembre será consecuencia de la inercia inflacionaria de los meses anteriores y la aceleración en los incrementos de precios.

De confirmarse las cifras por parte del INDEC, el último bimestre del año mostrará una inflación de casi 9%, el doble de la promesa del anterior gobierno que había pronosticado una inflación anual menor al 5% en su últimos 12 meses de mandato.

El alza sería la mayor desde 1991, cuando se ubicó en el 84%, impactada por la emisión monetaria, la devaluación del peso y el ajuste de las tarifas.

El año terminará con un aumento en los precios de los alimentos básicos en torno al 56%, los de la salud por arriba del 72%, los de la vestimenta en torno al 52%, los del costo del mantenimiento del hogar por encima del del 60% y los de limpieza e higiene personal arriba del 57%.

Los aumentos de tarifas de los servicios públicos impactarán durante el año en casi 42%, pese al congelamiento de diciembre.

Los aumentos en el transporte llegarían a fin de año al 48% y los de las comunicaciones superarán el 60% anual, de acuerdo a la evolución de los últimos meses.

En cambió se ubicarían por debajo del nivel general los incrementos anuales de precios de la educación (alrededor del 47%), los de restaurantes y hoteles (51%), recreación y cultura (48,8%) y los de las bebidas alcohólicas y tabaco (49%).

 

El gobernador de la provincia de Buenos Aires afirmó que "la provincia atravesó un período de sobreendeudamiento desenfrenado".

 

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aseguró que "los cuatro años de macrismo en la provincia dejaron una situación financiera insostenible".

Kicillof afirmó que "la provincia atravesó un período de sobreendeudamiento desenfrenado" tras lo cual "se quedó sin financiamiento y fue al FMI" pero, "a un mes de asumir, parece que es un problema de los gobiernos nacional o provincial", en diálogo con Radio 10.

El gobierno bonaerense manifestó el martes su confianza de alcanzar una "solución consensuada" con los tenedores del bono BP21 para poder prorrogar hasta el 1 de mayo el pago de un vencimiento de capital previsto para el 26 de enero, de manera de poder aliviar la situación financiera que enfrenta la provincia.

"Tenemos casi 3.000 millones de dólares de vencimiento, de los cuales 2.000 son atribuibles a la gestión anterior. El resto, 1.000 millones, a todas las gestiones anteriores. Es muy difícil defender la política de endeudamiento de (Mauricio) Macri, y (María Eugenia) Vidal", analizó.

Kicillof detalló que la política de endeudamiento de la ex gobernadora "fue desastrosa para la provincia porque creció la deuda de 9.000 millones de dólares a 11.000 millones" y aclaró que la divisa estadounidense "no vale lo mismo que antes".

Apuntó que la proporción de la deuda en moneda extranjera durante la administración de Vidal subió del 57% al 82% y añadió que su antecesora "endeudó en moneda extranjera a más corto plazo, con lo cual concentró los vencimientos en la próxima gestión".

Recordó que llegó al cargo "hace un mes" y dijo que se encontró con "una provincia totalmente endeudada", pero criticó que algunos medios de comunicación "pretenden sostener que la deuda es cosa del nuevo gobierno".

Sostuvo que "Vidal tuvo que afrontar 4.500 millones de dólares de vencimiento" y expuso que "este año hay 8.800 millones, pero con un dólar que cuesta cinco veces más de lo que valía cuando ella se fue".

 

Alberto Fernández recibió a los organismos de derechos humanos.

 

"Es de ustedes, por su lucha", les dijo el Presidente y agregó que "no tienen que pedir audiencia" para concurrir. Durante el encuentro junto a la ministra de Justicia, Marcela Losardo, y el secretario de DDHH, Horacio Pietragalla, repasaron distintos puntos en los que se debe avanzar en materia de políticas de memoria, verdad y justicia.

“No tienen que pedir audiencia porque la Casa Rosada es de ustedes, por su lucha.” Con esas palabras, el presidente Alberto Fernández recibió por primera vez desde que asumió a los representantes de los organismos de derechos humanos, quienes le entregaron un documento con una serie puntos que consideran importantes para trabajar como políticas de Estado.

Algunos de los planteos que los referentes le leyeron al mandatario fueron la desclasificación de los archivos de la dictadura, la promoción para la “búsqueda urgente” de nietos apropiados, la “liberación de los presos políticos” y el avance de los juicios a represores por delitos de lesa humanidad. Al respecto, Presidente les contó que en las últimas horas había terminado de escribir el prólogo de un libro sobre los “problemas en la Justicia”, que escribió junto con otros profesores universitarios de derecho.

El encuentro tuvo lugar este mediodía en Casa de Gobierno y asistieron Estela de Carlotto, de Abuelas de Plaza de Mayo; Taty Almeida y Vera Jarach, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; y Lita Boitano, de Familiares de Detenidos Desaparecidos. También participaron la ministra de Justicia, Marcela Losardo, y el secretario de DDHH, Horacio Pietragalla.

Entre los 13 representantes de la Mesa Nacional de Organismos de Derechos Humanos estuvieron miembros de H.I.J.O.S., APDH y APDH La Matanza, Liga Argentina por los Derechos Humanos, Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Familiares y Compañeros de los 12 de Santa Cruz, El Movimiento Ecuménico, entre otros. Luego del encuentro está prevista una conferencia donde Pietragalla y algunos representantes de los organismos brindarán detalles de lo que pasó puertas adentro del despacho presidencial.

 

 

 

El temario de sesiones extraordinarias figura entre los temas a conversar.

 

Cristina Kirchner volvió este fin de semana de Cuba, hacia donde había viajado para pasar las fiestas junto a su hija Florencia, y planea en las próximas horas reunirse con Alberto Fernández para conversar sobre temas pendientes de la gestión y, en especial, cuestiones vinculadas al temario de sesiones extraordinarias que el Presidente quiere apurar a partir de la última semana de enero en el Parlamento.

Aún no hay precisiones del encuentro entre el jefe de Estado y la vicepresidenta, que tuvieron fluidas charlas durante la estadía de la ex Presidenta en Cuba y que se habían visto en Olivos antes de fin de año, en la vuelta de la ex senadora a la quinta presidencial desde su salida del gobierno, en diciembre del 2015. Cristina Kirchner definió en esta nueva etapa prescindir del despacho que el vice tiene asignado en Casa Rosada.

“(Cristina) Interviene en la medida en que pasen cuestiones por el Senado, de la agenda legislativa, obviamente ella es la primera en participar por su rol de vicepresidenta y de presidenta del Senado. Es una vicepresidenta excepcional, que fue presidenta por ocho años. Esa es la realidad. Tener en nuestro equipo a Cristina es tener a (Lionel) Messi. ¿No lo vas a hacer jugar a Messi?”, explicó Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, en la entrevista de este domingo de Infobae, cuando se le consultó por el rol de la vicepresidenta.

Cafiero, según supo este medio, participaría de la conversación que el Presidente y su vice tendrán en las próximas horas.

El presidente argentino, Alberto Fernández, habla cerca de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en un escenario frente a la casa de gobierno después de su asunción, en Buenos Aires, Argentina, 10 de diciembre de 2019. REUTERS/

Fernández y el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, ya anticiparon la decisión del Poder Ejecutivo de convocar a sesiones extraordinarias para después del 22 de enero en el Parlamento, con un temario que incluye la reforma judicial, en la que trabajan la ministra Marcela Losardo y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz. Y con la que el Gobierno busca restarle poder a los tribunales federales de Comodoro Py, con los que el kirchnerismo tuvo una relación ambivalente en los últimos años.

En la agenda figura además la reforma jubilatoria con la cual el Gobierno pretende implementar la nueva fórmula de actualización de los haberes, tras la suspensión de la implementada por la anterior gestión, en diciembre del 2017, y la polémica de fin de año en torno a la sanción de la ley de emergencia. Y cuestiones vinculadas a la agenda social y económica.

Fernández convive desde el inicio de la gestión con el fantasma de la injerencia de la ex Presidenta en su gobierno. Es que, más allá de su figura, la vicepresidente colocó en lugares clave a dirigentes de su entorno, por ejemplo en la ANSES, el PAMI o la Oficina Anticorrupción.

Antes de volar hacia Cuba, Cristina Kirchner ordenó además una auditoría interna de la gestión administrativa de Gabriela Michetti.

 

La respuesta del ministro de Seguridad de Kicillof al presidente Alberto Fernández generó fuerte malestar. Se pidió bajarle el tono a la discusión, aunque varios funcionarios repiten reproches en voz baja.

 

Alberto Fernández visitó ayer a Kicillof en Mar del Plata. Hoy creció la polémica con Berni

“Hay problemas reales y está Berni. Lo de Berni va a pasar”, aseguran desde el Gobierno nacional después de volver a leer declaraciones del ministro de Seguridad de Buenos Aires, que hasta le contestó al presidente Alberto Fernández.

El uso de pistolas Taser por parte de la policía, que había puesto en marcha Patricia Bullrich y que frenó su sucesora, Sabrina Frederic, fue el detonante. Berni, que en tiempos de su cargo de secretario de Seguridad de la Nación “se cortaba solo” frente a su propia ministra Cecilia Rodríguez, calificó como un “disparate” aquella decisión y hasta dijo que la nueva funcionaria “nunca anduvo con un arma en la 9 de Julio esperando a 200 personas que quieren cruzar”. No lo dijo, pero él hasta llegó a descender en helicóptero en la 9 de Julio en medio de un piquete y todavía explica por qué la noche de la muerte del fiscal Alberto Nisman se adelantó y fue a Le Parc para meterse en la investigación.

Alberto Fernández buscó ponerlo en su lugar este fin de semana y salió en defensa de Frederic, quien tiene -señaló- todo su aval. “Sería bueno que se ocupe de la provincia. Tiene muchos problemas por resolver”. Y Berni esta mañana redobló la apuesta : “Nadie es dueño de la verdad absoluta”.

La ministra Fréderic recibió la semana pasada a Sergio Berni

La escalada la frenaron desde Casa Rosada. Al menos hasta el momento se decidió que no habrá otra respuesta y hasta se pidió expresamente que nadie saliera a responder ni a confrontar. En el Ministerio de Seguridad tampoco quisieron responderle expresamente y para alivianar tensiones recordaron que, en el marco de las reuniones que viene teniendo con ministros de cada provincia, Fréderic conversó días atrás con Berni sobre la articulación entre Nación y Provincia. En voz baja, sin embargo, se oyeron quejas por el protagonismo del secretario bonaerense. “Lo que más queremos es que le vaya bien a Axel”, contestaron a Infobae, tratando de bajarle el tono a la disputa.

Desde distintas esferas del gobierno nacional hubo quien señaló que “siempre quiere figurar”, que “genera problemas donde no los hay” y quienes le mandaron a decir “que trabaje más y vaya menos a los medios”. “Un papelón”, fue otra frase con la que funcionarios nacionales expresaron su disgusto.

“Está muy bien que la ministra exprese lo que él piensa en materia de seguridad, ahora eso no significa que represente lo que pensamos la mayoría de los bonaerenses”, consideró Berni, nunca incómodo frente a las polémicas.

En Buenos Aires, en cambio, evitaron opinar sobre la pelea entre el ministro bonaerense y la Casa Rosada, cuando justo esta mañana el Presidente, junto a la ministra de Seguridad, su colega de Justicia, Marcela Losardo, y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, tienen una reunión con organismos de Derechos Humanos.

Antes de empezar el encuentro, el único que habló fue José Schulman, de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH). “Berni es un hombre de gatillo fácil, provocador. Nosotros, como Liga, pedimos su remoción. No tiene nada que hacer un gatillo fácil, misógino, no tiene nada que tenga algo que ver con nosotros. Representa una larga tradición represora en la provincia de Buenos Aires: los últimos ministros de Daniel Scioli fueron como Berni. Hay que hacer una discusión de fondo y terminar con la mentira de que con mano dura se terminan los problemas”.

 

Pág. 4 de 1004

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

ARGENTINA - CHACO

argentina-flag
Chaco_province_in_Argentina

Pronóstico de Tutiempo.net